Closs propone reformar una ley para proteger a las víctimas de accidentes de tránsito.

El diputado nacional Maurice Closs presentó una iniciativa en el Congreso que pretende salvar un vacío en la legislación sobre seguros que deja desprotegidas a las víctimas de incidentes de tránsito cuando el conductor de un vehículo comete una falta grave o intencional o actúa incluso con dolo.

Actualmente por el borroso articulado de la ley, los seguros no se hacen responsables de reparar a las víctimas de casos que se repiten diariamente con intervención de automotores u otras máquinas peligrosas que generan un riesgo potencial para terceros completamente ajenos a la relación de dominio que existe entre el propietario o titular y el bien o cosa en cuestión.

La obligatoriedad del seguro de responsabilidad civil para los automotores y motovehículos no alcanza a cubrir, o al menos no con claridad, aquellas contingencias generadas por accidentes en que intervienen conductores asegurados cuyo dolo o culpa grave ocasiona daños a los bienes o a la integridad individual de terceros. Por ejemplo, si un conductor alcoholizado atropella a un peatón, la aseguradora del vehículo no está obligada a responder por el daño al tercero ni al vehículo, por lo que la víctima queda en una situación desventajosa que no está contemplada por la ley, y sujeta a la buena voluntad del juez.

Esa situación, actualmente muy discutida en los tribunales, se encuentra contemplada en normas que permiten inferir la exclusión de cobertura a terceros en casos de seguros de responsabilidad civil, dejando en absoluto desamparo y desprotección a los damnificados. El tercero, en tales casos, termina quedando marginado de la protección del seguro de responsabilidad, pese a ser una víctima gratuita del evento, ya que no tiene relación alguna con la cosa riesgosa, ni con el sujeto activo generador del hecho, ni –mucho menos- con la compañía aseguradora que contractualmente se vincula a éste. “Por tanto, la solución legal actual que permite o habilita la eximición o exclusión de la cobertura en las hipótesis mencionadas, contiene una intrínseca injusticia para esas víctimas”, explicó Closs.

La reforma propuesta alcanza a tres artículos de la ley 17.418 que rige los seguros en el país.

El ex gobernador de Misiones pretende que las aseguradoras brinden “una cobertura completa” y que “se hagan cargo de cualquier siniestro, sin que trasladen el aumento de costos operativos a las primas que perciben.  Para cubrirse, las aseguradoras tendrán la posibilidad de denunciar al conductor irresponsable para recuperar el dinero pagado a la víctima.

Closs sostiene que en compensación por el eventual “desequilibrio” que puede suponer esa cobertura en la relación entre asegurador y asegurado (ya que las hipótesis cubiertas serían las ocasionadas por el dolo o culpa grave de éste último), se pretende establecer excepcionalmente para estos casos la subrogación del asegurador en los derechos del tercero contra el asegurado, hasta el monto de la indemnización abonada, permitiendo la posibilidad de repetir de su contratante lo pagado por las consecuencias perjudiciales de su conducta dolosa o gravemente culposa.

La reforma propuesta, que espera su tratamiento en el Congreso, permitirá subsanar esa deficiencia detectada del sistema, brindando una cobertura más cabal a las consecuencias sufridas por terceros perjudicados por esos siniestros.