Maurice Closs presidirá la estratégica comisión de Control de los Fondos de la Seguridad Social

La Comisión Bicameral de Control de los Fondos de la Seguridad Social designó por unanimidad al senador Maurice Closs como nuevo presidente. El misionero tendrá el rol de control de uno de los fondos más relevantes que impactan en el presupuesto.

Closs agradeció su designación y manifestó que “esperamos que esta Comisión sea un ámbito de debate profundo del sistema previsional, y que tenga la dinámica e importancia que merece”.

Asimismo, Closs consideró que “se vienen tiempos difíciles en una bicameral que tiene que articular con uno de los estamentos del Estado que más presupuesto maneja”, y anticipó que buscarán los caminos a seguir para “tener una pronta reunión con las autoridades de la Administración Nacional de Seguridad Social”. El senador señaló que “nos toca una tarea con mucha responsabilidad y esperamos que esta comisión sea un ámbito de debate profundo no solo de los fondos, sino de todo el sistema previsional”.

Además de la presidencia de Closs la comisión está integrada por el Senado por Ricardo Guerra, María de los Ángeles Sacnun, José Mayans (FdT); Julio Martínez (UCR) y Néstor Braillard Poccard (Frente Pro). En tanto por la Cámara de Diputados los miembros son Ramiro Gutiérrez, Graciela Parola, Marisa Uceda (FdT); Martín Maquieyra, José Núñez y Luis Pastori (Juntos por el Cambio). El diputado nacional por Misiones, con mandato hasta diciembre, Luis Pastori, fue designado vicepresidente y la diputada Graciela Parola como secretaria.

La comisión debe auditar las inversiones del Fondo de Garantías y Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino que lentamente está recuperando volumen después de la desfinanciación que sufrió entre 2015 y 2019, situación que se agravó después con la irrupción de la pandemia. A valores actuales, los bonos del Fondo alcanzan a 69 mil millones invertidos en proyectos productivos. Además, la tenencia de títulos públicos medidos en dólares, alcanza a cerca de 40 mil millones de dólares. Con la rentabilidad de ese fondo, se nutre el sistema previsional argentino.